Funciones del despachante de aduanas


En el comercio internacional, cada país tiene diferentes regulaciones para el control de las mercaderías que ingresan o egresan. Aunque estas leyes sean muy parecidas, se necesita un profesional que las comprenda y ejecute, y esté habilitado para esta gestión. Esta persona es el despachante de aduanas.


El despachante de aduanas se encarga de gestionar los trámites de importación o exportación, ya sea para él mismo, o para terceros. Por ello, el despachante de aduanas se convierte en una persona indispensable en el comercio exterior. Es el profesional que conoce a la perfección el entramado legal que debe seguir la documentación para el ingreso o egreso de mercaderías.

Índice del artículo

¿Qué hace un despachante de aduanas?

Básicamente, un despachante de aduanas es un agente de comercio exterior, que puede operar con la autorización del organismo de fiscalización y de control. Puede gestionar, en nombre de terceras personas, los trámites de importación o exportación, con el conocimiento de la legislación vigente.

Es un nexo insustituible entre el Estado y los importadores o exportadores privados. Cuenta con la autorización del Estado para actuar de acuerdo a la legislación vigente, y actúa por cuenta de quienes lo contratan.

El despachante de aduanas tiene las siguientes responsabilidades:

  • Asesoramiento sobre importaciones y exportaciones
  • Hace despachos de importación
  • Puede gestionar permisos para importación, exportación o de embarque
  • Gestiona el trámite de etiquetado de productos
  • Realiza el seguimiento de la mercadería en el depósito
  • Tramita documentación y obtención de certificaciones ante el INTI
  • Asesora e investiga sobre aranceles del régimen automotriz de autopartes
  • Realiza operaciones en zonas francas
  • Tramita reintegros por exportaciones
  • Asesora sobre devoluciones del IVA a las exportaciones
  • Puede hacer asesoría letrada en expedientes contenciosos
  • Hace clasificación arancelaria de las mercaderías
  • Asesora sobre regímenes especiales (disminución de aranceles)
  • Puede intervenir ante el ANMAT, RENAR, SEDRONAR, o la Secretaría de Industria
  • Interviene en la importación y verificación de vehículos especiales

¿Qué conocimientos necesita un despachante de aduanas?

El despachante de aduanas debe tener una formación profesional adecuada, con un profundo conocimiento del Código Aduanero. También de las leyes complementarias, y reglamentaciones particulares.

Debido a lo complejo de sus funciones, un despachante suele contratar a más personas que trabajan bajo su mandato, son los Auxiliares de Aduanas. El Asistente de Despachante de Aduanas, puede también coordinar actividades del servicio aduanero, por lo que también debe tener una formación adecuada.

La ventaja que tiene un cliente al contratar a un despachante de aduanas es la seguridad jurídica, por sus profundos conocimientos en comercio exterior.

Actualmente cada vez son más las empresas que se dedican a la importación y exportación de bienes y servicios. Estas empresas necesitan contar con un asesoramiento adecuado de personas que se especialicen en comercio exterior y aduanas. Estos son los Despachantes de Aduanas, que tienen el compromiso de actualizarse permanentemente en los diversos regímenes aduaneros.

El Despachante de Aduanas debe resolver con rapidez y acierto todos los problemas que se le puedan presentar. Actuando de acuerdo a los intereses de quien lo contrata, pero sin incurrir en faltas contra el fisco, las cuales serán penadas hasta con prisión, si esta es muy grave.

¿Cuándo no es necesario un despachante de aduanas?

También hay empresas de importación que tienen contratados todos estos servicios, no haciendo falta la intervención de un Despachante. En el caso de pequeñas empresas, pequeños emprendimientos o Pymes, es lo más recomendable.

Se tratan de las empresas importadoras que realizan compras asociativas, y solo se necesita contactarse con ellas, y encargar la mercadería. Ellos se encargan de importarla en nombre del que las necesita, esperar el tiempo estipulado, y recibirlas en el domicilio que se haya pactado.

Estas compras asociativas, no necesitan de la contratación de un Despachante de Aduanas. Estas empresas se hacen cargo de todos los trámites pertinentes, sin ninguna sorpresa en el costo final. Actualmente, son las más solicitadas por los pequeños y medianos empresarios.

Fuente