Europa alza barreras y productos argentinos podrán entrar sin pagar de más


Noticias sobre comercio exteriorLa Unión Europea (UE) definió la suspensión de aranceles para diversos productos que se elaboran en la Argentina y que podrían entrar a ese mercado de más de 510 millones de habitantes a menor costo para los exportadores.

El beneficio alcanza a materias primas, productos semiacabados o componentes no disponibles o no fabricados en el viejo continente, por períodos de seis meses a cinco años.

Los 28 países integrantes de la unión definieron conceder "suspensiones arancelarias" para resolver situaciones de desabastecimiento. Su vigencia es por cinco años, pese a revisarse semestralmente, e implican una caída del 0%. Los exportadores no tienen un volumen que limite los envíos.

Con el acuerdo de los países miembros, Bruselas también estableció "contingentes arancelarios autónomos" con respecto a bienes que se producen, pero que no son suficientes para cubrir la demanda. Estos, en cambio, podrán ingresar pero con cupos limitados y su permanencia en la regulación comercial es más volatil, por lo que ahí entra en juego la agresividad comercial de cada fabricante. El cupo no distingue entre países, así que: el que primero llega, gana.

Los países miembro de la UE presentan cada marzo y septiembre las solicitudes de suspensión arancelaria o de contingentes autónomos, a pedido del sector privado de cada nación. Tras un análisis de la Comisión Europea, el Consejo de Europa -el órgano ejecutivo- emite cada enero y cada julio un "listado" con los bienes alcanzados.

Los sectores beneficiados con cupo

De acuerdo a un reporte oficial publicado por la Representación Argentina ante la UE, hoy a cargo del embajador Marcelo Cima, el nuevo reglamento de "contingentes arancelarios autónomos" incorporó la "merluza sudamericana" (técnicamente, merluccius hubbsi) a los productos beneficiados con un derecho contigentario del 0%, para el envío de hasta 25.000 toneladas. El único exportador es la Argentina, así que el nuevo criterio impacta de lleno en la industria pesquera.

De acuerdo a las estadísticas oficiales, Argentina exportó en 2017 cerca de 22.000 toneladas de esta especie hacia países de la UE, por lo que el flamante beneficio permitiría incrementar 13% los despachos. Pese a todo, por ser una definición autónoma sujeta a revisión periódica, está sujeto a cierta impredictibilidad.

Otros 28 productos de la pesca fueron beneficiados: 26 especies (entre ellas, anchoítas, arenques, lomos de atún, camarones, cangrejos, bacalao) quedaron libres de impuestos, en tanto el eglefino pagará 2,6% y las langostas, el 6%.

Entre los bienes agrígolas e industriales beneficiados están los granos de sorgo, cerezas dulces, tabaco en rama, productos químicos varios, materias colorantes orgánicas sintéticas, plásticos, ladrillos refractarios, tela de vidrio, ferrocromo, barras de aluminio, polvo de magnesio, motores de corriente alterna, montaje para sistemas GPS, aparatos de alumbrado, partes de bicicletas, e instrumentos y aparatos de óptica.

 

Ingreso sin restricción

Más de 2000 productos fueron beneficiados por las suspensiones arancelarias (quita de impuestos, sin cupos restrictivos), entre ellos, los productos químicos orgánicos, bienes elaborados por la industria química, plástico y manufacturas, máquinas, aparatos, material eléctrico y partes afines.

 

También se incorporaron productos destinados a buques y plataformas de perforación o exploración, al igual que diversos productos para aeronaves (turborreactores, instrumentos de navegación aérea o espacial -excepto brújulas- y trenes de aterrizaje y sus partes.

 

Otros bienes agrícolas con esta ventaja comercial son los arándanos rojos secos azucarados y el jugo de arándano concentrado, que impactaría positivamente en ciertas economías regionales.

El trabajo de la embajada argentina en Bruselas también destaca beneficios ya vigentes, pero que el sector exportador no suele tener presente y por lo cual no se llega a ocupar toda la cuota. Más allá de la "Cuota Hilton" de carne vacuna, rigen beneficios para exportar carne de búfalo deshuesada (200 toneladas con arancel del 20%), carne de oveja y cabra (23.000 toneladas sin arancel) y ajos (19.147 toneladas, con arancel del 9,6%).

En medio de negociaciones

Los beneficios comunicados por la UE cobran importancia teniendo en cuenta que para poder entrar con cero arancel a este mercado es necesario tener un acuerdo de libre comercio, como el que se negocia desde el Mercosur y cuya finalización se pretende inminente; o bien perteneciendo al grupo de países con ingreso medio y bajo, algo que la Argentina ya no goza desde 2014, o bien mediante estas concesiones temporarias.

 

En los próximos días, la Cancillería, la Secretaría de Gobierno de Agroindustria, y la Secretaría de Comercio planean convocar a las cámaras empresarias para notificarlas de las oportunidades comerciales.

Fuente