ETIQUETAS DE EXPORTACIÓN


Datos que incluye una etiqueta

Una etiqueta adjunta en un producto a exportar debe incluir los siguientes datos:

  • País de origen
  • Nombre del productor
  • Cantidades e ingredientes
  • Marca del producto
  • Dirección del productor y de su importador y exportador o distribuidor
  • Número de Registro ante autoridad competente
  • Cantidad, peso neto volumen del producto
  • Instrucciones para su uso
  • Instrucciones para su almacenamiento y estiba
  • Fecha de producción, fecha de vencimiento, de caducidad o duración mínima (en caso de perecederos)
  • Número de lote
  • Normas de calidad requeridas con las cuales cumple el producto o el sello correspondiente

Los datos deben ser en el idioma oficial del país de destino y es obligatorio que sean perfectamente legibles.

Controles que se hacen sobre un producto que llega a destino

Uno de los principales aspectos a revisar cuando un producto llega a puerto de destino son las etiquetas, que varían su información dependiendo del país a que va destinada la mercadería.

En la Argentina, el idioma no es una restricción mientras sea legible. Para las unidades de medida, se debe utilizar el sistema métrico decimal, aunque algunos productos pueden ser aceptados en medidas anglosajonas como los tornillos.

Además, por la ley argentina de etiquetado, en los productos como el tabaco y el alcohol, “que está prohibida su venta a menores de edad”, debe estar explícitamente escrito en la etiqueta.

También existen reglas diferenciadas para algunos productos como los comestibles, productos textiles, semillas entre otros.

Muchas veces la mercadería llega a puerto sin las etiquetas o con errores en ellas, y no cumplen con lo que indica la ley. La Secretaría de Industria aprobó una norma por la cual se considera esta mercadería como sin derecho a uso, para que vuelva a etiquetarse en la Zona Secundaria Aduanera. Todo esto debe ser tenido en cuenta por el importador, puesto que esto le producirá demoras en el retiro de la mercadería de aduanas.

Este tipo de régimen es aplicable para algunos productos como bienes eléctricos, aceros para la construcción, algunos textiles, encendedores, piezas de ascensores y otros productos.

Algunos detalles importantes

La etiqueta que contiene el contenedor, empaque o embalaje de la mercadería debe coincidir con el certificado del importador, y cuando no se corresponden, quién verifica la importación detendrá el despacho. Se procede entonces, mediante una copia del certificado, a intimar al importador a que gestione la autorización ante la Subsecretaría de Política y Gestión Comercial.

Siempre y cuando no se trate de una infracción a la aduana, cuando recibe la autorización el importador, la Aduana le autoriza la salida de la mercadería, pero sin derecho a uso, por lo que no se podrá comercializar.

En los 30 días siguientes se debe proceder al etiquetado o re etiquetado de las mercaderías, y una vez realizado este paso, el importador debe comunicar a la autoridad aduanera para que verifique las nuevas etiquetas para que ésta libre las mercaderías a plaza.

El etiquetado de los productos es tan importante, que en el caso de que el importador no realice el etiquetado o re etiquetado del producto en el tiempo transcurrido, o no lo comunica fehacientemente a la Aduana, ésta procederá a la devolución de las mercaderías al exportador.

Casos especiales

Hay otros casos, en que la mercadería está bajo otra autoridad de aplicación, como la de la Dirección de Lealtad Comercial, en cuyo caso cambia el procedimiento por el mal etiquetado o la falta de la etiqueta.

Hay otros casos, en que la mercadería está bajo otra autoridad de aplicación, como la de la Dirección de Lealtad Comercial, en cuyo caso cambia el procedimiento por el mal etiquetado o la falta de la etiqueta.

En este caso, se libera la mercadería a plaza, siempre que el importador haya pedido ante lealtad comercial el despacho de las mercaderías para que sean etiquetadas con posterioridad.

El documento consiste en una nota con el membrete del importador, con la información sobre la mercadería y el medio de transporte que la importó, y también debe constar el domicilio de en qué lugar se realizará el etiquetado.

Como se puede ver, el etiquetado es una de las principales regulaciones que no son arancelarias, pero que inciden en la entrada de la gran cantidad de mercaderías que ingresan al país, sobre todo en las que están listas para el mercado final.

Es importante conocer todas estas regulaciones para el etiquetado correcto de la mercadería para evitar molestas demoras, o multas. Aunque no es arancelario, el etiquetado es de esas regulaciones importantes que el producto debe cumplir para poder ser comercializado en el país.

Fuente